Por qué es hora de tomarse en serio las monedas digitales de los bancos centrales (blockchain)

88
  • La introducción de las monedas digitales de los bancos centrales podría alterar el orden económico mundial.
  • Esta tecnología podría traer múltiples beneficios, como un comercio más eficiente, un mayor acceso financiero para millones de personas y una reducción de la delincuencia.
  • Pero también hay barreras tecnológicas que superar.

La disminución del uso de efectivo en las economías occidentales se ha acelerado debido al COVID-19. Mientras tanto, las monedas digitales de los bancos centrales están surgiendo, lo que podría alterar la jerarquía económica mundial existente.

Los bloqueos limitan las interacciones físicas y naturalmente reducen el uso físico de efectivo. Pero también existen preocupaciones creíbles de que el papel moneda pueda transmitir el virus. La investigación ha demostrado que el billete de banco europeo medio alberga alrededor de 26.000 colonias de bacterias . 

El virus de la influenza humana puede sobrevivir en un billete hasta 17 días; Con billetes de uno y cinco dólares que cambian de manos más de 100 veces al año en promedio, el riesgo durante una pandemia mundial es considerable.

Entonces, ¿quién puede culpar al Banco Popular de China (PBOC) cuando anunció en febrero que destruiría el efectivo recolectado en entornos de alto riesgo , como el transporte público, los mercados o los hospitales?

De acuerdo con esta decisión, el Banco Popular de China también intensificó sus planes para reemplazar el efectivo con una moneda digital del banco central (CBDC): el e-RMB. 

En abril, comenzaron las pruebas del e-RMB en varias ciudades importantes , incluidas Shenzhen, Suzhou, Chengdu y una nueva área al sur de Beijing llamada Xiong’an. Según los medios estatales , el e-RMB se ha adoptado formalmente en estas ciudades, y algunos empleados del gobierno reciben salarios en la moneda digital ya en mayo. 

La expectativa es que estos pilotos se extiendan hasta la sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022.

China no está sola. Deutsche Bank Research ha rastreado casi 20 proyectos de moneda digital liderados por bancos centrales en todas las regiones del mundo. Mientras tanto, la banca privada también ha lanzado múltiples iniciativas, como el consorcio R3, o en India, Blockchain Infrastructure Company.

El objetivo de la mayoría de estas iniciativas es la eficiencia y la eficacia. Las monedas digitales podrían eliminar el engorroso aparato operativo y de seguridad que rodea a las formas convencionales de transmisión de dinero. 

Reducir el ‘costo de la fricción’ puede ayudar a la inclusión financiera de las personas, al tiempo que hace que el comercio mundial sea más eficiente y menos riesgoso. El aumento de la transparencia y la trazabilidad puede proteger contra el lavado de dinero y otras formas de delitos financieros.

Para los bancos centrales, el beneficio más importante es la capacidad de mejorar el cumplimiento normativo y la eficacia de la política monetaria. 

Esto es particularmente importante ahora. Es difícil, si no imposible, saber si la política monetaria está teniendo el efecto deseado en la economía o cuándo. 

Si tales estímulos se ejecutaran a través de la moneda digital de un banco central, su flujo a través de la economía podría monitorearse con precisión, informando las acciones monetarias futuras.

También hay beneficios políticos y sociales. Como muestra una investigación de Deutsche Bank, los pioneros en este espacio podrían obtener una ventaja geopolítica a largo plazo. El potencial de China aquí es inmenso. Si el e-RMB se adopta ampliamente como un sistema para agilizar el comercio y reducir el riesgo, China podría convertirse en el banquero comercial del mundo, así como en su fábrica. 

Sin embargo, el objetivo más grande para China es en realidad más local y se relaciona con la inclusión financiera. La digitalización del RMB permitirá el acceso a los servicios financieros a cientos de millones de ciudadanos, incluidos algunos de los más desfavorecidos. Este beneficio es algo que se puede aplicar a cualquier país del mundo.

Dicho esto, se deben superar importantes barreras técnicas y estructurales antes de que cualquier CBDC se convierta en realidad. Descrito como un ‘tri-lema’, el desafío es que la arquitectura de la cadena de bloques subyacente de muchas criptomonedas se puede diseñar para que sea altamente descentralizada, segura o escalable, pero no las tres al mismo tiempo. 

La escalabilidad y la seguridad son cruciales para la eficacia de cualquier CBDC, pero perder la descentralización corre el riesgo de crear otros cuellos de botella e ineficiencias.

Estos desafíos técnicos están siendo abordados por empresas como Infosys, junto con muchos socios en la industria financiera y tecnológica. Lo que está claro es que cualquier solución debe ser a la vez rápida, barata, energéticamente eficiente e irrompible. 

La privacidad y la identidad deben tratarse de manera aceptable para los gobiernos, los ciudadanos y las corporaciones. Necesitamos suficiente transparencia para permitir los avances esperados en eficiencia y eficacia, al mismo tiempo que se protegen los derechos individuales y corporativos a la privacidad.

Esta es una tarea difícil, pero en un mundo donde la digitalización ya está transformando nuestras vidas, no es de ninguna manera imposible. Si el siglo pasado nos ha enseñado algo, no es a subestimar el potencial transformador de la innovación tecnológica.

Quedan preguntas importantes. ¿Cómo manejamos la disrupción que podría crear una CBDC al replicar y potencialmente canibalizar la estructura bancaria actual? ¿Qué pasa si algunos países migran a una CBDC y otros no? ¿Qué nuevos desequilibrios de poder pueden resultar?

Las respuestas no son sencillas, pero las oportunidades para fortalecer la gestión fiscal, la transparencia y la eficiencia son significativas. Lo que está claro es que la crisis de COVID-19 presenta muchos desafíos, pero también una oportunidad única para repensar cómo se administra y utiliza el dinero en nuestra sociedad.

Fuente: WEF – FEM

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí