7 hábitos de codificadores (full-stack) altamente exitosos

2

Esta publicación podría parecer sólo para programadores, pero es útil para todo Gerente que tenga software en desarrollo en su compañía e incluso puede servir para otros tipos de actividades en nuestra vida. Recomiendo compartir esta publicación entre todo su personal.

Si Usted necesita software, escríbame a alvaro@abril.pro – Mi nombre es Alvaro Abril. whatsapp: +573053221527. Actualmente viviendo en Medellín, Colombia.

Los desarrolladores exitosos somos una raza aparte. Pensamos diferente, trabajamos diferente y nuestros hábitos nos diferencian del resto.

Los codificadores exitosos nos enorgullecemos (y hasta nos ufanamos) de nuestro trabajo y nos esforzamos constantemente por mejorar habilidades y conocimientos. Siempre estamos buscando formas para innovar en nuestro código, ya sea aprendiendo nuevas técnicas o encontrando formas más eficientes para resolver problemas.

Veamos esos principios (que deben convertirse en hábitos) que nos pueden ser de mucha utilidad:

1. Tomarse suficiente tiempo para pensar antes y después de escribir el código

El 80% del proceso es la depuración y ésto se puede reducir, si desde el comienzo escribimos un código limpio y sin errores. Aproveche lo que llamo, “pensamiento en el back-mind”, es decir, tener presente el problema a resolver, pero simplemente caminar o dedicarse a otra cosa. Permita que el cerebro madure por unas horas el código óptimo.

La programación no es sólo terminar los trabajos rápidamente. Es esencial tomarse su tiempo y hacer las cosas bien al principio del ciclo de desarrollo en lugar de apresurarse y cometer errores.

Los codificadores exitosos saben que tomarse el tiempo por adelantado les ahorrará mucho dolor a largo plazo. Por lo tanto, dedican más tiempo a idear su plan de implementación que a la codificación real.

Antes de escribir incluso una sola línea de código, los programadores competentes dedican suficiente tiempo a analizar todos los escenarios y soluciones posibles. Una vez que su código está listo, dedican tiempo a revisarlo, asegurándose de no perder ningún caso extremo.

Un programador experimentado podría realizar la tarea de análisis y revisión de forma más rápida y precisa. Sin embargo, incluso los programadores novatos deben desarrollar el hábito de dedicar tiempo a estas actividades para dominar el oficio.

2. Tienen una obsesiva atención al detalle

La programación tiene que ver con los detalles.  Es por eso que los codificadores exitosos prestan mucha atención a los detalles, tanto en su código como en las especificaciones con las que trabajan.

Piense muy bien en todas las excepciones que puede tener su programa, en todos los errores que puedan surgir, bien sea por la operación del usuario final, o por información proveniente de base de datos que pueda llegar a generar errores involuntarios.

Y si quiere hacerlo mejor aún, si su información proviene de otros procesos, asegúrese de lo que parecería imposible, ponga filtros protectores que no permitan que los errores de otros procesos trasciendan en su proceso actual.

También se toman el tiempo de leer detenidamente los documentos de requisitos para asegurarse de que están codificando según el requerimiento del dueño del proceso. Al estar orientados a los detalles, se evitan errores costosos y ofrecen código de alta calidad.

Además de poder detectar errores, los programadores también deben tener una sólida comprensión de la lógica detrás de su código. Necesitan ver el panorama general y comprender cómo encajan todas las piezas.

Esto requiere un pensamiento tanto analítico como creativo y la capacidad de visualizar problemas y sus soluciones. Los programadores que pueden pensar de manera abstracta y ver “el bosque por encima de los árboles” están destinados a tener mucho éxito en sus carreras.

3. Leen más código del que escriben

Los programadores de gran éxito tratan la lectura de código como una parte esencial del trabajo. Para ellos, el código es el adn del software. Saben que la mejor manera de entender una aplicación existente es leyendo su código fuente.

No es fácil mantener o mejorar software sin una comprensión adecuada del punto de partida.

El código bien escrito puede proporcionar información valiosa y ampliar el conocimiento de los desarrolladores. Puede ayudarlos a aprender nuevas técnicas y mejorar sus habilidades. Por esta razón, los codificadores exitosos nunca dudan en investigar la fuente de cualquier aplicación.

Leer mucho código puede llevar mucho tiempo y ser agotador a veces, pero los programadores de gran éxito lo ven como una inversión en su éxito.

4. Revisan el código de entrada y mejorarlo

La mayoría de los programadores convencionales, verifican el código, implementan su requisito y lo vuelven a enviar al control de versiones. Difícilmente prestan atención al código existente o intentan mejorarlo. Incluso si ven problemas simples que se pueden mejorar con un pequeño esfuerzo, tienden a ignorarlos.

Los programadores exitosos no pasan por alto los problemas en el código existente. Siempre tienen un buen ojo para la calidad. Entienden que dejar problemas conocidos en el código puede ser perjudicial para el producto en general.

Los programadores apasionados por su trabajo pasan más tiempo limpiando la periferia de su nueva implementación. Siempre intentan dejar el código en mejor forma de como lo encontraron.

5. Escriben código que es fácil de entender y mantener

Muchos programadores piensan que escribir código complejo es un signo de brillantez. La verdad es que es todo lo contrario. Un código de trabajo legible es mucho más efectivo a largo plazo que un código muy complejo que a las personas les resulta difícil de comprender.

Los programadores exitosos escriben código que es fácil de leer, fácil de entender y fácil de mantener. Dedican tiempo a escribir código que se explica por sí mismo y agregan documentación cuando es necesario.

Y jamás olvidan colocar Comentarios dentro del código, que pueden ayudar, a que en un futuro, nosotros mismos podamos volverlo a leer con mayor facilidad, y mucho más, si ene l futuro otros programadores van a modificar dicho código.

Entienden que el código está escrito no solo para la computadora sino también para otros desarrolladores que lo leerán y mantendrán en el futuro.

6. No sobreoptimizan su código

La sobreoptimización del código es un escollo común para muchos programadores. La tentación de hacer que el código sea lo más eficiente posible a menudo puede conducir a horas de tiempo perdido persiguiendo ganancias de rendimiento menores.

El código resultante puede ejecutarse un poco más rápido, pero a menudo es más complejo y más difícil de leer. También es más probable que contenga errores y sea difícil de mantener.

Los programadores exitosos saben cuándo dejar de optimizar y enfocarse en otros aspectos de implementación. Entienden que el rendimiento es solo una parte de la calidad.

Hacen que sea un hábito mantener el equilibrio entre la eficiencia y la mantenibilidad para producir la implementación óptima en mucho menos tiempo.

7. Abrazan el cambio

Los programadores exitosos mejoran continuamente sus habilidades y se mantienen a la vanguardia al aceptar el cambio.

El cambio es una parte inevitable de la vida, especialmente para los profesionales de la tecnología. Ya sea que aprendan nuevos lenguajes de programación o se adapten a las últimas tecnologías, los desarrolladores deben evolucionar continuamente para seguir siendo competitivos en el vertiginoso panorama tecnológico actual.

Si bien adaptarse al cambio a menudo puede ser difícil para algunas personas, los programadores exitosos lo aceptan de todo corazón. Al ser flexibles, de mente abierta y dispuestos a asumir riesgos, se mantienen a la vanguardia y prosperan en sus carreras.

En lugar de resistirse al cambio, a los programadores competentes les gusta adquirir los trucos y consejos de la nueva tecnología y utilizarlos para mejorar su productividad. Se mantienen un paso por delante de la competencia al leer sobre las tendencias actuales de la industria y adaptar su conjunto de habilidades según sea necesario.

Conclusión

Los siete hábitos de los codificadores de gran éxito descritos en este artículo son esenciales para cualquier programador que busque mejorar su conjunto de habilidades y mantenerse a la vanguardia.

Al aceptar el cambio, escribir código fácil de mantener y centrarse en la calidad sobre la velocidad, usted también puede convertirse en un codificador exitoso.