IoT continúa transformando la experiencia minorista en 2021 #tecnología #technology

Click here for more!

A medida que las cosas vuelvan a la normalidad, las estrategias de IoT podrían dar un impulso a las tiendas físicas, lo que permitiría a los minoristas mejorar la experiencia de sus clientes.

El retail apuesta fuerte por el internet de las cosas. Una encuesta anterior de PWC mostró que más empresas minoristas iniciaron la adopción de IoT que otras industrias, y un sorprendente 94 % de los encuestados minoristas creían que los beneficios de IoT superaban el riesgo. 

IoT retail
IoT retail

Eso fue antes de la pandemia. ¿Cómo va ahora? Sorprendentemente bien. IoT se ve como un diferenciador en la tienda para mejorar la experiencia minorista de un cliente.

Del reconocimiento facial a la detección de sensores

El comercio minorista tradicional quedó rezagado con respecto al comercio electrónico en la recopilación de datos porque hubo una omisión evidente. Los minoristas de Internet podrían observar el comportamiento de los clientes a lo largo de su experiencia de compra, no solo en el punto de venta. En una ubicación de ladrillo y mortero, eso es mucho más difícil de hacer.

Una solución podría haber sido el monitoreo de video usando reconocimiento facial para rastrear los movimientos de los compradores en toda la tienda. Sin embargo, las encuestas revelan profundas preocupaciones del público sobre el uso de software de reconocimiento facial por parte de cualquier persona que no sea la policía. Aunque algunos apuntan a los beneficios del reconocimiento facial , puede ser una tendencia preocupante adoptarla de plano.

Introduzca el sensor. IoT hace posible rastrear no a los compradores sino a la actividad alrededor de los artículos en la tienda. A medida que los compradores interactúan con estos sensores, desde simplemente recoger artículos y luego volver a colocarlos hasta escanear artículos para obtener información de nivel profundo, las tiendas pueden recopilar una mayor inteligencia sobre los productos en una ubicación física.

Estos sensores funcionan a través de etiquetas RFID, la misma tecnología que permite que la cadena de suministro y las operaciones administren el inventario. Kroger, por ejemplo, instaló estantes inteligentes que no solo enviaban información del sensor sobre el inventario, sino que también interactuaban con las listas de compras de los compradores, iluminándose cuando los compradores estaban cerca de un artículo de la lista, por ejemplo.

Armar a los empleados con mejores datos

No son solo las operaciones centrales las que se benefician de mejores datos. Los datos en tiempo real también ayudan a los empleados de primera línea a administrar el regreso a las compras informales y podrían mejorar las respuestas futuras a las interrupciones.

En una ubicación de H&M en Berlín , los empleados recibieron pulseras que les notificaban solicitudes de vestuario, instrucciones de merchandising visual o actualizaciones promocionales sobre la marcha. Esto también podría proporcionar a los empleados los datos necesarios para que la transición sin problemas de la actividad en línea a las compras físicas sea más fácil para los clientes.

Con la personalización en aumento, este tipo de distribución de datos podría mejorar la relación que las tiendas tienen con sus clientes. Es un método para crear una experiencia personalizada para nuevos clientes y fomentar las relaciones con los que regresan.

Mejorando la experiencia minorista sin contacto

Reducir la frustración de los clientes en la línea de pago es una gran prioridad para las tiendas. IoT está mejorando las estrategias existentes para reducir las obstrucciones en la caja y garantizar que los clientes se sientan cómodos después de la pandemia.

Por un lado, IoT permite a los clientes pagar en cualquier lugar de la tienda. Target experimentó con esto al crear un punto de venta conectado a un dispositivo portátil. Los empleados que notan largas filas pueden revisar a los clientes desde cualquier lugar de la tienda para aliviar el cuello de botella.

También podría mejorar las experiencias con las conexiones de recogida en tienda de compras en línea. Los clientes pueden comprar y estacionar para recoger como de costumbre, pero pueden agregar artículos de última hora y pagar con un dispositivo portátil para empleados directamente desde el automóvil.

Reducir la pérdida

El comercio minorista opera con márgenes reducidos y, después de la pandemia, esos márgenes se redujeron aún más. Los sensores de IoT brindan no solo una gran cantidad de información sobre los hábitos de compra, sino que también pueden alertar a los empleados sobre artículos extraviados, brechas de inventario e incluso rastrear a los ladrones.

Para las grandes tiendas, esta capacidad es una revelación. La ubicación del inventario faltante, ya sea extraviado, mal etiquetado o perdido en la parte de atrás, mejora la experiencia de compra en general. Algo marcado como “en stock” en línea pero que falta en la tienda podría rastrearse a través del etiquetado RFID, la visión por computadora y el reconocimiento de imágenes.

Agregado a las soluciones de cadena de suministro existentes, se crea una imagen integral de los productos. Los clientes experimentan menos decepción o frustración con los artículos agotados, y las tiendas pueden administrar el inventario hasta el nivel granular.

La adición de inteligencia perimetral para las operaciones de 2021 permite la captura de datos en tiempo real sin la carga de procesamiento. La combinación de datos de dispositivos de borde y datos tradicionales ayuda a reducir las brechas por robo o errores.

empoderamiento del cliente

A medida que los clientes se preocupan más por el origen de sus productos, IoT ayuda en la transparencia y la gestión del conocimiento. Los consumidores pueden escanear las etiquetas para ver el recorrido de sus productos directamente en la tienda.

Los clientes están más conectados y los minoristas entienden que están utilizando Internet para tomar decisiones de compra más inteligentes. Pueden aprovechar las promociones de la tienda y esperar un nivel de servicio basado en su lealtad y frecuencia.

El comercio minorista utiliza cada vez más IoT para dirigirse a los clientes con promociones y anuncios relevantes. Estos sensores brindan servicios basados ​​en la ubicación o ajustes de precios en tiempo real en función de una serie de factores de datos.

En el caso del servicio al cliente, los esfuerzos de análisis previos fueron costosos e intrusivos. Incluyeron encuestas y seguimiento elaborado. Ahora, los sensores y los monitores de tráfico wifi brindan datos basados ​​en los movimientos de los clientes en toda la tienda. Las organizaciones pueden hacer ajustes y crear una mejor experiencia para el cliente.

La adopción de IoT no se ralentizará

El comercio minorista puede aprovechar IoT para continuar cerrando la brecha que dejó 2020. Con herramientas como la computación perimetral, la visión por computadora y el análisis en tiempo real, las tiendas físicas podrían experimentar un renacimiento en la experiencia del cliente.

Será necesario que las tiendas minoristas aprovechen IoT para competir con la experiencia del cliente creada en línea. A medida que el comercio minorista avanza hacia la transformación digital, será la inversión continua en estrategias de IoT lo que diferencie y contribuya al éxito a largo plazo.

Han pasado varios años desde que el IoT minorista encontró su camino hacia el ciclo de exageración, pero el interés de los minoristas no se ha ralentizado. A medida que todos regresan a las operaciones normales, estas estrategias de IoT podrían impulsar a las tiendas físicas, permitiéndoles mejorar la experiencia minorista. Mientras las organizaciones minoristas sigan adelante y no abandonen estas iniciativas en ausencia de una crisis, IoT seguirá siendo una fuerza transformadora.


Click here for more!
Click here for more!